País

Fachadas exteriores -

La arquitectura del mar

THE LMNM EDIT
LMNM </> RENDEZ-VOUS: SEASIDE
La arquitectura del mar

Arquitectura.

Antonio Iraci nos habla de laArquitectura del mar.

Diseñaren y con el paisaje, este es uno de los pilares de la arquitectura de Antonio Iraci, del estudio Iraci Architetti. Y el «paisaje», para Iraci, criado y formado en Sicilia, está fuertemente impregnado del carácter mediterráneo.
La Villa Ionica de Catania es un intento muy exitoso de establecer un diálogo entre formas, colores y materiales del espacio diseñado y el natural. Las diferentes áreas del edificio se organizan en una cálida y sólida armonía entre el ser humano y el medio ambiente, para un bienestar a nivel global.

Espíritu mediterráneo: sol, mar, el verde de los pinares que bordean la costa en contraste con el azul del cielo… ¿Qué significa diseñar una casa en un lugar así? 
Significa ante todo mirar levantar la vista y observar. Observar detenidamente. Los colores, por ejemplo: ¿seguro que los percibimos por lo que son? La variada paleta de verdes no puede concebirse por separado, hay que vivirla junto con el blanco de la piedra y el azul del cielo y del mar. ¡Y este azul tiene tantos matices! Todo cambia, todo es un intercambio mutuo.
Ser consciente del contexto significa aceptar la idea de formar parte del paisaje sin vulnerarlo. Dado que la Villa Ionica está rodeada de vegetación, hemos decidido crear un diálogo con ella eligiendo para los pavimentos y revestimientos interiores y exteriores el acabado Bianco Lasa, con el fin de equilibrar los dos colores, el blanco de la luz y el verde de las colinas, en un conjunto sofisticado, pero nada artificial.

Entonces, ¿es un edificio que se mimetiza con el entorno?
No, ¡y aquí es donde entra la sofisticación del proyecto! Dialogar con el entorno no significa desaparecer en él. Todo lo contrario, queríamos que la Villa Ionica destacara por su carácter y peculiaridad, pero sin alardear. Por ello no hemos utilizado acabados que recuerden a las piedras locales (como suelo hacer a menudo), sino que nos hemos centrado en el Bianco Lasa, que se inspira en una piedra típica de la región de Alto Adige.
Las vetas reproducidas en las grandes tablas Laminam recuerdan el efecto de la sal en las superficies. El techo es del mismo color, lo que determina una mayor continuidad y realza el acabado. Diseñar en y con el paisaje no significa imitarlo pasivamente, sino comprender su lenguaje y luego usarlo para aportar algo original.

 

Los niños construyen castillos de arena a la orilla del mar. ¿Cómo diseña un arquitecto en un contexto marino?
Teniendo presente dos conceptos en todo momento: sol y mar.

La Villa Ionica es tan soleada como nuestra Sicilia, muy luminosa, pero al mismo tiempo está diseñada para que tenga un mejor ahorro de energía. ¿Sabéis las temperaturas que se alcanzan aquí en verano? Gracias a la cubierta en voladizo en la zona del salón orientada al sur, hemos conseguido dos ventajas: permitir que los inquilinos disfruten de unas vistas de ensueño sin deslumbramientos del sol, y evitar que los rayos incidan en los grandes ventanales.
En la zona de noche, de nuevo gracias a las grandes tablas Laminam en Bianco Lasa hemos aplicado dobles revestimientos (interior y exterior), para garantizar el aislamiento térmico.
¡Solo te diré que estamos en Sicilia y el propietario nunca ha tenido que encender el aire acondicionado! Un resultado increíble para nosotros también.

Esto en cuanto al sol. ¿Y el mar?
Diseñar junto al mar significa convivir con la salinidad que, transportada por el viento, estropea las fachadas, especialmente aquellas enlucidas. Aquí la cerámica es la elección más adecuada (¡y la más sostenible!) precisamente por su resistencia e inalterabilidad.
Pero no basta con esto, porque el mar, el fascinante mar de Sicilia… ¿Sería una pena limitarnos a contemplarlo, no? Hay que vivirlo. Y cualquier casa en la playa que se precie tendrá a menudo los suelos dentro y fuera llenos de arena, guijarros, tierra y fragmentos de conchas. El material ideal para la pavimentación debe ser higiénico, fácil de limpiar y resistente a los arañazos. Las superficies cerámicas Laminam cumplen perfectamente los requisitos, son compactas y duraderas. Si hubiéramos usado la resina, habríamos tenido un «mar» (¡tenía que decirse!) de problemas relacionados con el desgaste y las dificultades de limpieza.

¿Y de vuelta de la playa? El mar nos hace pensar en vacaciones, relax, días largos, la siesta después de comer…
Y no hay que dejar ningún espacio al azar. Un edificio no es una escultura, sino un espacio delimitado por muros que delimitan un «dentro» y un «fuera». Y este «dentro» y «fuera» deben estar en armonía, para facilitar el bienestar de los habitantes de ese edificio.
En la Villa Ionica me gustó la idea de este gran ventanal que divide la zona de estar del patio exterior, como si el jardín «entrara» en la casa, haciéndonos disfrutar de su frescor aunque solo sea a través de formas y colores.
La misma lógica ha guiado la decisión de mantener el mismo pavimento (también en Bianco Lasa) para los espacios interiores y exteriores, como si el espacio exterior fuera solo una prolongación del interior.

En las noches de verano, si levantas la vista, casi te hace sentir que estás más cerca de las estrellas.