Le esperamos en nuestro stand Fiera S.Project - Hall 15 Stand A31 - A33 @ Salone del Mobile del 7 al 12 de junio
País

Noticias -

Día de la Tierra, Sostenibilidad & Co

LMNM WORLD

Construir y vivir siguiendo un modelo ecológico
En la arquitectura, la sostenibilidad también es avanzar.

En nuestra vida a veces hay cosas que pueden resultar tan deseables como irreconciliables: un vestido que sea a la vez cómodo y sexy o comer algo delicioso, pero a la vez saludable. Y, curiosamente, parece ser que el concepto de sostenibilidad se entiende de esta manera hoy en día.

¿A cuántos de nosotros, al oír la palabra «ecología», la primera imagen que nos viene a la cabeza es la de prados interminables con la hierba aún cubierta de rocío, un poco como si comportarse de manera sostenible solo fuera factible en un contexto de naturaleza virgen?

¡Pues sorpresa! La auténtica sostenibilidad en 2022 es tecnológica, inteligente y va de la mano de la ciencia.

Pero, ¿qué significa realmente arquitectura sostenible?

El término mismo ya nos da una pista: sostener. Es decir, evitar que algo – en este caso nuestro querido planeta Tierra (y quererlo es un deber: ¡es el único que tenemos!) – se derrumbe. El arquitecto y diseñador Enzo Calabrese nos lo explica en pocas palabras en un contexto arquitectónico: «El ser humano consume los recursos de la Tierra con mayor rapidez que la capacidad que la naturaleza tiene para regenerarse. Una casa sostenible no erosiona la biocapacidad del planeta, sino que se funde con ella, que es capaz de «sostenerla».

La arquitectura sostenible consigue mantener en equilibrio los dos lados de la balanza: por un lado, las necesidades de las personas que vivirán en ese edificio; y, por otro, el derecho del medio ambiente a no ser contaminado, arruinado y saqueado.

Antes se pensaba que estas dos necesidades no eran compatibles, por eso se invitaba a reducir al máximo el consumo, fuera del tipo que fuera. Algo que, obviamente, resulta difícil porque vivir conlleva consumir recursos: agua, alimentos, suelo, materiales…

Por eso ahora consideramos que las necesidades humanas y las necesidades naturales tienen una manera de coexistir, e incluso de ayudarse unas a otras. La palabra clave es responsabilidad. Y la principal herramienta es la innovación tecnológica.

La sostenibilidad como requisito para el crecimiento

En Laminam, la innovación sostenible es una de las acciones clave para un desarrollo basado en la excelencia. En 2021, la empresa adoptó una política integrada de calidad, medio ambiente, seguridad y salud, obtuvo la Certificación ISO 14001 de sistemas de gestión ambiental para las plantas italianas y extendió la Certificación EPD a todos los productos, finalizó el estudio sobre la huella de carbono de la empresa y publicó su segundo Informe de Sostenibilidad.

Su contribución a la creación de edificios «verdes» es solo la punta del iceberg de una inversión mucho más radical que afecta a todos los aspectos de la empresa.

Tomemos como ejemplo dos proyectos como Villa Geneva, en Suiza, y Vanquish, en Australia. En los dos, la sostenibilidad se entiende como una cooperación entre el diseño del edificio y la elección consciente de los materiales, todo pensado para lograr el menor desperdicio de recursos y el mayor bienestar para sus habitantes.

Villa Geneva es una vivienda unifamiliar situada en un barrio tranquilo y rodeado de naturaleza de la ciudad de Ginebra. La fachada se concibió como una composición de marcos pensada para proteger el edificio de los rayos solares durante los meses más cálidos; así, la temperatura se controla de forma natural (más bienestar), eliminando la necesidad de instalar sistemas de aire acondicionado (menos emisiones).

Tecnología punta también para Vanquish, la primera «casa pasiva» de Brisbane. «Pasiva» significa sana, silenciosa y eficiente desde un punto de vista energético: 23 grados de temperatura constante durante todo el año, gracias a una inteligente combinación de sistemas de aislamiento y ventilación de alto rendimiento.

En los dos proyectos se utilizaron productos Laminam: Collection Nero para los marcos de Villa Geneva y I Naturali Diamond Cream para la isla de cuatro metros en la cocina de Vanquish.

Todo lo que puedas imaginar ya ha sido creado por la naturaleza

La sostenibilidad no es una moda de los últimos años, sino un camino plagado de intuiciones, avances, revisiones, dudas y, por último, saltos hacia delante. Lo importante es no detenerse nunca y combinar la conciencia histórica y arquitectónica con estar al día de las últimas innovaciones.

Un crecimiento sostenible conlleva actuar respetando nuestro entorno; por eso, en Laminam, combinamos un uso extensivo de la fotovoltaica para la autoproducción de energía verde con la electrificación de los procesos productivos y la logística.

Siguiendo la lógica según la cual un edificio no solo puede tener un impacto cero en el entorno que lo rodea, sino también ser incluso una contribución positiva, se han desarrollado innovaciones como Ambience, el tratamiento de Laminam. Gracias a una combinación de dióxido de titanio y partículas colaterales, las tablas tratadas con Ambience activan – en contacto con la luz (solar y también artificial) – un proceso natural que absorbe los contaminantes presentes en el aire y el agua, transformándolos en elementos inocuo para la salud del medio ambiente y los hombres. Un efecto secundario bienvenido es la eliminación de bacterias, hongos y mohos. Así pues, superficies más sanas, limpias y verdes, con una estética que mantiene la belleza de las superficies naturales.

Sostenibilidad: el objetivo es empezar

Porque aún no existe, y es muy probable que nunca lo haga, una meta determinada. Las tecnologías relacionadas con la sostenibilidad se actualizan constantemente, y es que a la misma naturaleza le quedan aún partes por explorar. Además, vivimos en un mundo cambiante, con una sociedad, una historia y unos valores y necesidades que están en continua evolución.

Y cambiamos también nosotros, la manera en la que nos definimos como personas.

Como cualquier otro pionero, no detenerse nunca es el espíritu con el que Laminam aborda el tema de la sostenibilidad. Los resultados obtenidos hablan por sí solos: desde el Informe de Sostenibilidad 2020, se han conseguido más de 15 certificaciones (de gestión, ambientales, de producto y contacto con alimentos) y un compromiso tangible sobre el reciclaje (cada superficie, en función del tipo, contiene hasta un 40% de material reciclado preconsumo procedente de los residuos de precocción del ciclo industrial de la empresa), el ahorro de energía (726 000 kWh autoproducidos) y la reducción de los residuos (53 000 m3 de aguas residuales tratadas y puestas de nuevo en circulación). Cifras y hechos concretos que suponen pasos importantes en un camino que seguimos recorriendo.

El siguiente vídeo pone de manifiesto nuestro mantra: producción y consumo responsables para la salud y el bienestar de todos, incluido el planeta.