-

Evolución Sostenible

El 5 de noviembre celebramos la duplicación de nuestra planta de producción con un gran evento en Borgo Val di Taro.

La jornada del viernes, nuestra sede producción se convirtió en un lugar de celebración, una ocasión importante para compartir con quienes nos han ayudado a alcanzar esta gran meta. Aquí os contamos los momentos más significativos de uno de los días más importantes de nuestro 2021, porque cada objetivo alcanzado es una alegría que queremos compartir con vosotros.

El pasado 5 de noviembre, en Borgo Val di Taro, 150 personas entre representantes de las instituciones locales y regionales, exponentes del mundo empresarial y económico-financiero, empleados, proveedores y periodistas celebraron juntos la duplicación de la planta de producción de Laminam durante el evento «Evolución Sostenible».

Concebimos y realizamos el evento prestando especial atención al medio ambiente y al territorio. El deseo de Laminam de reducir el impacto medioambiental fue el hilo conductor de toda la organización. No a los objetos de plástico desechables, sí al papel reciclado para las servilletas y los pases de prensa.  La información, al igual que el programa del evento y las invitaciones, se envió a través de medios digitales, y para la decoración floral optamos por plantas en maceta, que se replantarán en breve.

Hizo los honores de presentación nuestro director general, Alberto Selmi, a cuya intervención siguió la de Edoardo Lanzavecchia, socio gerente de Alpha Group, Giovanni Savorani, presidente de Confindustria Ceramica y, para terminar, Stefano Bonaccini, presidente de la Región de Emilia Romagna.

Unidos por la percepción de haber contribuido a lograr un objetivo importante, colmaron el ambiente de cordialidad y entusiasmo. Ese entusiasmo fresco que se siente al lograr metas que, en realidad, son inicios; el mismo entusiasmo que, hace ya veinte años, llevó a Laminam a revolucionar el mundo de la cerámica aplicado a la arquitectura, reinventando formatos y espesores.

Entre una mirada a los resultados del presente y una reflexión sobre los retos del futuro, Alberto Selmi habló del proceso de crecimiento que Laminam está experimentando desde hace algunos años: de fabricante de tablas cerámicas a empresa líder en el complejo mundo de las Superficies Naturales Superiores para la arquitectura y el diseño, cada vez más cerca de nuestros clientes, inspirando a todo aquel que desee dar forma a los espacios de vida y trabajo: arquitectos, diseñadores, personas.

En su discurso a los presentes, nuestro director general destacó algunos puntos:

  • El confinamiento no nos ha detenido.

Nos lo dicen los números: en 2020, el año de la pandemia, del confinamiento y de la inmovilidad, la facturación se estabilizó en los niveles de 2019, pero ya en los nueve primeros meses de 2021 ha crecido un 43 % respecto a los nueve primeros meses de 2019, lo que confirma unas previsiones sumamente positivas para el final del año.

  • La evolución sostenible es un proyecto.

El proceso de evolución de Laminam no se limita al simple reposicionamiento de la marca, sino que se extiende a un plan de desarrollo bien definido y que se plasma en las «tres líneas directrices orientadas a la excelencia»: la transformación digital, la internacionalización y la innovación sostenible en sus vertientes económica, medioambiental y social.

  • La digitalización va de la mano con la internacionalización.

La digitalización se traduce en una importante inversión en profesionalidades y tecnologías digitales, mientras que el concepto de internacionalización se basa en un acercamiento sustancial de la empresa a las personas, allí donde estén. No olvidemos que Laminam es una auténtica embajadora del diseño italiano, con una planta de producción en Rusia, 10 filiales comerciales y numerosos centros logísticos y salas de exposición en todo el mundo.

  • La innovación sostenible es una elección.

Laminam cree tanto en la innovación sostenible que ha reservado un plan de inversión de más de 50 millones para la ampliación y renovación de sus establecimientos utilizando tecnologías innovadoras, desarrolladas junto con sus principales proveedores y socios. Desde el producto hasta las personas, pasando por los procesos y la cadena de suministro: todo en Laminam está pensado y realizado para medir y reducir su impacto, garantizar la salud y la seguridad de los empleados, crear e innovar productos de forma ecosostenible y actuar respetando el territorio.

  • Las personas son el corazón de Laminam.

Laminam no existiría sin todas las mujeres y los hombres que, dentro y fuera de la empresa, trabajan cada día para mejorarla, cada uno según sus propias características profesionales.Veamos algunos números: en los últimos 9 meses, Laminam ha aumentado en 100 el número de sus empleados, por un total de unas 700 personas, de las cuales 500 en Italia. En las fábricas italianas, el número de empleadas representa casi el 40 % del total, un porcentaje superior a la media en el sector cerámico, al igual que sucede con el porcentaje de jóvenes. Más allá de los confines de la empresa, la innovación sostenible de Laminam está arraigada en el territorio y prevé la participación de las instituciones y comunidades de las que forma parte y en las que opera.

Tras las intervenciones de los demás ponentes, todos los invitados asistieron en pequeños grupos a una visita guiada a la planta de producción en funcionamiento. Como culminación del evento, se sirvió una opípara comida buffet con productos típicos del territorio para poner de relieve sus características únicas y fomentar una agricultura natural de kilómetro cero. Los residuos se redujeron a lo esencial y se diferenciaron gracias al suministro, por parte de la administración municipal, de contenedores especiales para la recogida de residuos orgánicos que se convertirán en abono natural.

Así es como queremos continuar con nuestra forma sostenible de hacer empresa: conscientes del impacto que tenemos en el mundo.